Encabezado Boletin
ISSN 2525-040X   

Número 17, JuLio de 2017

"ACREDITACION DE ESTABLECIMIENTOS
PRESTADORES DE SERVICIOS DE SALUD"

Breve reseña histórica de la acreditación de EPSS: EE.UU. y Argentina. Compilada por la Redacción

Descriptores: <Estados Unidos> <Argentina> <Acreditación&> <Evaluación> <Hospitales> <Indicadores> <Servicios de salud> <Atención médica> <Auditoría> <Autoaprendizaje> <Calidad&> <Seguridad> <Educación sobre seguridad> <Certificados> <Calificaciones>

Hacia 1906, Ernest Amory Codman difundía su “teoría de los resultados finales” y propugnaba la detección de posibles errores y sus causas para evitar su repetición. En 1913 Codman fundó -junto a otros colegas- el Colegio Americano de Cirujanos (ACS) con el lema “alentar a quienes lo están haciendo mejor y estimular la mejora de quienes aún no alcanzan esos niveles”. Avanzaron así en un conjunto de estándares mínimos para los hospitales estadounidenses (Programa de Estandarización Hospitalaria).

En 1951 el ACS decidió crear una comisión independiente para la acreditación, la Comisión Conjunta para la acreditación de Hospitales (Joint Comission for Accreditation of Hospitals), la cual también fue patrocinada por el Colegio Americano de Clínicos, la Asociación Americana de Hospitales y la Asociación Médica Canadiense: Esta última creó su propio Consejo Canadiense para la Acreditación de Hospitales en 1959.

La Joint Commission es una organización no gubernamental, independiente y sin ánimo de lucro, cuya misión es mejorar -de manera continua- la seguridad y la calidad de la atención de la salud en la comunidad, prestando servicios de asesoría, educación, acreditación y certificación a nivel internacional.

Para finales del siglo XX, el proceso de acreditación se constituyó en un movimiento global liderado por la Sociedad Internacional para la Calidad en Salud (ISQua). Este proceso denominado “Programa Internacional de Acreditación” se realiza a través de un conjunto de estándares (“estándares internacionales de acreditación”) y de principios generales (“Principios Internacionales para Estándares de Atención en Salud”).

Antecedentes en la Argentina

En la Argentina, las iniciativas de calidad en el ámbito sanitario surgieron inicialmente del Estado y de las sociedades científicas y luego se incorporaron a la seguridad social y a los esfuerzos particulares, en base al surgimiento de las ONG´s. Una de las precursoras en la década de 1980 fue la Sociedad Argentina de Auditoría Médica (SADAM).

En América Latina desde la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la Federación Latinoamericana de Hospitales (FLH), propiciaron reuniones y conferencias en las que se discutió la cuestión de la calidad de los hospitales públicos y privados de la región.

A partir del trabajo de un conjunto de sociedades científicas, coordinadas por la SADAM, se originó en la Argentina un documento preliminar que fue concertado y aprobado definitivamente en Washington D.C., con la participación de 22 países, en mayo de 1991, con el título Manual de Acreditación de Hospitales para América Latina y el Caribe (publicación OPS-HSD/SILOS 13, 1992).

Desde fines de la década del 70, múltiples instituciones mostraron interés en la aplicación del procedimiento de la Joint Commission en nuestro medio. Sólo cabe mencionar aquí, a título de ejemplo, la Guía de Acreditación Periódica implementada por el PAMI en 1980 para establecimientos con internación del 2º nivel de atención, la experiencia piloto llevada a cabo por la Secretaría de Salud en 1985, sobre 25 hospitales públicos y privados de más de 300 camas de la ciudad de Buenos Aires y los diversos ensayos realizados en establecimientos de la Provincia de Buenos Aires a fines de la década del 80.

En 1990 se produjo un acuerdo entre las principales instituciones prestadoras y financiadoras de servicios de salud para la Seguridad Social, que dio origen a la Comisión Mixta para el Desarrollo de la Calidad de la Atención Médica (COMCAM). En el marco de esta entidad se adoptó el Manual mencionado anteriormente y se efectuó una adaptación de sus estándares, a las particularidades de nuestro país. Dicho documento también contribuyó al soporte bibliográfico con que se encaró la tarea inicial de ITAES.

Entre los antecedentes, debe mencionarse asimismo los aportes realizados por diferentes sociedades científicas, acerca de la calidad de los servicios en sus respectivas especialidades. En este aspecto cabe destacar las contribuciones de las sociedades de Cirugía, Terapia Intensiva, Pediatría, Infectología, Bioquímica, Hemoterapia e Inmunohematología, Anestesiología, Arquitectura e Ingeniería Hospitalarias y Radiología. Por otra parte, los trabajos de las Cámaras de Instituciones de Diagnóstico Médico (CA.DI.ME) y de Entidades de Diagnóstico y Tratamiento Ambulatorio (CEDIM), también contribuyeron sustancialmente al ordenamiento de sus respectivos sectores.

En la Argentina, la Confederación de Clínicas, Sanatorios y Hospitales Privados (CONFECLISA), junto con la SADAM y el INSSJP/PAMI, suscribieron un acuerdo para adaptar el manual de la OPS a nuestro país. A partir de allí convocaron a expertos en diversas áreas de la salud, agregándose la Confederación de Obras y Servicios Sociales Provinciales de la República Argentina (COSSPRA) y el Instituto de Obra Médica Asistencial (IOMA) responsable de la seguridad social de los empleados estatales de la PBA, originándose de esta manera la Comisión Mixta para el Desarrollo de la Calidad de la Atención Médica (COMCAM).

En el marco de esta entidad se adoptó el Manual mencionado anteriormente y se efectuó una adaptación de sus estándares a las particularidades de nuestro país. Dicho documento también contribuyó al soporte bibliográfico con que se encaró la tarea inicial para la formulación de estándares del Instituto Técnico de Acreditación de Establecimientos de Salud ITAES. La COMCAM fue desactivada en 1993.

En 1992 el Ministerio de Salud creó el Programa Nacional de Garantía de Calidad de la Atención Médica (PNGCAM) que, aunque inicialmente se interesó en el desarrollo de la Certificación Profesional y la Acreditación Hospitalaria, posteriormente volcó sus mayores esfuerzos a la recopilación de normas de calidad por especialidades, servicios y patologías. Fue recién desde 2004, en el marco del Plan Federal de Salud suscripto por los ministros del Consejo Federal de Salud (CoFeSa), que comenzó a expresarse la intención de las autoridades sanitarias de desarrollar la Acreditación a través de entidades no gubernamentales, así como promover una unificación nacional de las normas de fiscalización de establecimientos, por medio de un instrumento de Habilitación Categorizante.

En base a ese acuerdo político, en julio de 2005 el Ministerio de Salud firmó un acuerdo con las 3 entidades acreditadoras en actividad: Fundación Bioquímica, CENAS e ITAES.

Mediante este acuerdo se definieron: a) principios de la Acreditación; b) características de los estándares; c) funciones del Ministerio de Salud, y d) requisitos, procedimientos y normas éticas de las entidades acreditadoras. La aprobación ministerial de este primer documento de consenso, dio lugar a la creación de la Comisión Nacional de Evaluación Externa (CNEE) a fines de 2007.

Esta Comisión incorporó no sólo a las entidades acreditadoras antes nombradas, sino también a las instituciones que aplican Normas ISO, así como organismos estatales y no estatales, que desarrollan otras modalidades de evaluación externa.

Mediante las tareas de la CNEE, se detallaron los requisitos que debían reunir las instituciones que aplicaran procedimientos de evaluación externa, a efectos de implementar un Registro Nacional de este tipo de entidades, y se estableció un Consenso para la Formulación de Estándares de Acreditación, que forma parte de los documentos conceptuales que inspiran este Manual.

El Consenso establece, entre otras cosas, los estándares que mínimamente deben contener los programas de todas las acreditadoras nacionales.

Reseñó e indizó JLT

Volver al Boletín Nº 17

 Imprimir  Email

Offers and bonuses by SkyBet at BettingY com

Nota del Editor: El editor no se responsabiliza por los conceptos u opiniones vertidos en las entrevistas, artículos y documentos reseñados en este Boletín, los cuales son de exclusiva responsabilidad de los respectivos entrevistados, autores o colaboradores.

    

Staff Boletín DPT 

          

Director:
Sr. Guillermo Gómez Galizia.
Coordinador Editorial:
Lic. José Luis Tesoro
Asesor:
Dr. Carmelo Polino

ISSN 2525-040X

         Logo DPT PNG2

Nuestras Carreras

logo-png-chicoConozca todo sobre las diplomaturas y postgrados de DPT.

Redes Sociales

Icono Facebook Grande       Icono Twitter Grande 

Seguinos en las distintas Redes Sociales

Quiénes Somos

logo-ico-chicoLa Fundación, sus fundamentos y valores.