Encabezado Boletin
ISSN 2525-040X   

Número 22, DICIEMBRE de 2017

"COBERTURA UNIVERSAL DE SALUD EN LA ARGENTINA:
ACTUALIDAD, EXPECTATIVAS Y DESAFÍOS"

Cobertura universal de salud: no por qué, qué, ni cuándo, sino cómo. Por Richard Horton y Pamela Das. Publicado en línea en The Lancet el 16/10/2014 y traducido al español con permiso.

Versión en inglés disponible en: http://www.thelancet.com/journals/lancet/article/PIIS0140-6736(14)61742-6/abstract

Acceso al texto en español: http://www.medicc.org/mediccreview/index.php?issue=33

Descriptores: <América Latina> <Caribe> <Organización Mundial de la Salud> <Organización Panamericana de la Salud> <Política de salud> <Planificación de la salud> <Cobertura Universal de Salud&> <Estrategia del desarrollo> <Sistema de salud> <Servicios de salud> <Atención médica> <Atención primaria de la salud> <Condiciones de salud> <Acceso a la salud> <Gobernabilidad> <Calidad> <Eficiencia> <Gastos de salud> <Financiamiento de la salud> <Derechos humanos> <Equidad social>

La discusión sobre la cobertura universal de salud (CUS) se ha ganado, y con notable rapidez. Fue apenas en 2010 que la OMS se pronunció a favor de la cobertura universal de salud en su Informe Mundial sobre la salud y el financiamiento de los sistemas de salud. El informe desencadenó una demanda sin precedentes de los países que buscaban asesoramiento y asistencia sobre cómo brindar cobertura universal de salud.

A medida que se acercaba el fin de la era de los Objetivos de Desarrollo del Milenio los defensores de la cobertura universal vieron la oportunidad de incorporar su visión sobre sistemas de salud más sólidos y equitativos en el marco de desarrollo post 2015.

La propuesta del Grupo de Trabajo Abierto sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) incluyó la cobertura universal de salud en su anteproyecto de ODS —“Objetivo 3: Asegurar una vida sana y promover el bienestar de todos en todas las edades” Un subobjetivo promete “lograr la cobertura universal de salud, incluida la protección contra riesgos financieros, acceso de calidad a servicios esenciales de atención en salud, y acceso de todas las personas a medicamentos y vacunas esenciales, seguros, eficaces, de calidad y accesibles económicamente”.

Aunque algunas naciones donantes y fundaciones influyentes han expresado sus dudas sobre la sensatez y factibilidad de la Cobertura Universal de Salud como Objetivo de Desarrollo Sostenible, pareciera haber poca duda de que la cobertura universal formará parte de los objetivos internacionales de desarrollo sostenible después de 2015.

Pero no es lo mismo decirlo que hacerlo. Apenas recién ha comenzado la tarea de implementar la cobertura universal de los países que más necesitan sistemas resilientes de salud. Y es en este complejo ámbito de elaboración de políticas que se ha hecho poco progreso.

Ya no se trata de preguntarse por qué, qué o cuándo la CUS, ahora se trata de cómo hacerlo.

La visión de Dean Jamison y sus colegas sobre cómo terminar con la mortalidad evitable dentro de una generación, ofreció el marco más riguroso que se conoce hasta ahora sobre la forma de poner en práctica la cobertura universal.

Ellos hicieron énfasis en el valor del “universalismo progresivo” como medio eficaz y justo de lograr la protección financiera y cobertura con servicios de salud prioritarios. El universalismo progresivo señala el compromiso de incluir a los menos favorecidos desde los inicios de la trayectoria hacia la cobertura universal. Jamison y su equipo intentaron responder a la interrogante de cómo abrirse paso por el famoso cubo de la CUS, dar respuesta a las tres coordenadas: porcentaje de la población cubierta, porcentaje de la población protegida financieramente y porcentaje de intervenciones realizadas.

Su discusión teórica ofreció un ejercicio mental de gran utilidad acerca de las compensaciones necesarias que se requieren en el diseño de políticas para alcanzar la CUS.

Sin perjuicio de los éxitos alcanzados, los sistemas de salud en América Latina enfrentan desafíos considerables: grandes disparidades persisten en los resultados de salud, fragmentación de los sistemas de salud, financiamiento desigual, servicios de salud mal adaptados a las necesidades de la población y falta de sostenibilidad. Son los mismos desafíos que enfrentan otros países que luchan por proteger y fortalecer sus avances hacia la cobertura universal, como es el caso de China, Tailandia e incluso Japón. ¿Puede la experiencia de las naciones latinoamericanas proporcionar evidencia que ayude a otros países que enfrentan problemas similares?

Una enorme carencia que padecen en la actualidad en los países que intentan implementar la CUS reside en la imposibilidad de acceder a un acervo de conocimientos —evidencia, experiencia y recursos— que les ayude en la toma de decisiones. Si esas naciones tuvieran fuentes confiables e independientes de información sobre las ventajas y desventajas, los beneficios y daños no previstos de una determinada política en relación con otra, se podrían evitar los errores del pasado.

Reseñó e indizó JLT

Volver al Boletín Nº 22

 Imprimir  Email

Offers and bonuses by SkyBet at BettingY com

Nota del Editor: El editor no se responsabiliza por los conceptos u opiniones vertidos en las entrevistas, artículos y documentos reseñados en este Boletín, los cuales son de exclusiva responsabilidad de los respectivos entrevistados, autores o colaboradores.

    

Staff Boletín DPT 

          

Director:
Sr. Guillermo Gómez Galizia.
Coordinador Editorial:
Lic. José Luis Tesoro
Asesor:
Dr. Carmelo Polino

ISSN 2525-040X

         Logo DPT PNG2

Nuestras Carreras

logo-png-chicoConozca todo sobre las diplomaturas y postgrados de DPT.

Redes Sociales

Icono Facebook Grande       Icono Twitter Grande 

Seguinos en las distintas Redes Sociales

Quiénes Somos

logo-ico-chicoLa Fundación, sus fundamentos y valores.