Encabezado Boletin
ISSN 2525-040X   

Número 24, Abril de 2018

"Producción Pública de Medicamentos en la Argentina: Propósitos, posibilidades y desafíos"

Cámara Industrial de Laboratorios Farmacéuticos Argentinos (CILFA): Escenario y perspectivas de la industria farmacéutica nacional: 2016-2018

http://www.cilfa.org.ar/# 

Descriptores: <Argentina> <Industria farmacéutica> <Desarrollo sectorial> <Productos farmacéuticos> <Medicamentos> <Mercado> <Farmacología> <Empresas nacionales> <Empresas transnacionales> <Empresas extranjeras> <Importaciones> <Volumen de las importaciones> <Sustitución de importaciones> <Promoción de las exportaciones> <Diversificación de exportaciones> <Valor de las exportaciones>

1. Introducción

La industria farmacéutica es un sector considerado estratégico por las políticas nacionales de la gran mayoría de los países desarrollados. Ello es así por razones que se vinculan a la generación de conocimiento científico, la tecnología, la atención de la salud y la producción de bienes con alto valor agregado, además de la necesidad de poner al alcance de la población las novedades terapéuticas disponibles para incrementar el nivel de salud.

La fabricación y comercialización de medicamentos en el mundo está liderada por compañías multinacionales con presencia en la mayoría de los mercados. La dimensión del comercio mundial de medicamentos, medido por las ventas de todas las compañías en los principales mercados alcanzó un valor de U$S 1.033.800 millones en el año 2015.

La industria y el consumo de medicamentos en el mundo están altamente concentrados en los países desarrollados, que son los que a su vez lideran las actividades de investigación científica, innovación y desarrollo de nuevos productos. En efecto, EE.UU. y Canadá representan el 42,8% del consumo mundial de medicamentos, que se eleva al 69,6% si se incluyen también los consumos de Europa y Japón.

La industria farmacéutica latinoamericana participa con el 5,4 % de las ventas de la industria a nivel mundial, representando un total de U$S 52.971 millones en el año 2015 (-2,6 % en relación al año 2014). Dentro de la región, sobresalen los mercados de Brasil, México y Argentina.

2. La industria farmacéutica en la Argentina

2.1. Valor agregado, ventas y nivel de empleo

La Argentina cuenta con una industria farmacéutica nacional industrialmente competitiva y tecnológicamente moderna, compatible con el objetivo estratégico de asegurar un adecuado abastecimiento de medicamentos, a precios accesibles y elaborados acorde con las normas internacionales en la materia.

En ese contexto -junto a países como EE.UU., Japón, Alemania y Suiza-, la Argentina es uno de los contados países del mundo cuyos laboratorios de capitales nacionales tienen una presencia y participación en su mercado interno superior a la de los laboratorios extranjeros.

Adicionalmente, la industria farmacéutica en la Argentina es el tercer sector industrial en cuanto a la magnitud de su valor agregado industrial, detrás de la actividad de refinación de petróleo y el sector del hierro y el acero. Las cuentas nacionales muestran que el valor agregado de la rama farmacéutica representa el 4,9 % del total del valor agregado de la industria, mientras que su participación en el valor bruto de producción del total de la industria argentina es del 3,3%, según los datos del último censo económico.

Dicha industria registra también los más altos niveles sectoriales de investigación y desarrollo, genera empleos de alta calidad y profesionalidad y desempeña un rol clave en el sistema nacional de salud.

Todas esas características, junto a su rol en cuanto al mantenimiento de condiciones de competencia en el mercado interno y a la defensa de las posiciones en materia de propiedad intelectual que el país sostiene en el ámbito internacional, justifican cabalmente ser considerada como una industria estratégica desde el punto de vista de los intereses nacionales.

En 2015, la industria farmacéutica argentina registró ventas en el mercado interno por un valor de 93.326 millones de pesos, a precios de venta al público, y $ 53.193 millones de pesos, a precios de salida de laboratorio, experimentando un crecimiento del 26,1 % respecto al año anterior. Las ventas medidas en dólares alcanzaron un valor de 5.756 millones en el último año, representando una expansión del 10,7% en relación al 2014. Con ello, a excepción del comportamiento contractivo registrado en 2014, se acumulan más de 10 años de crecimiento sostenido en las ventas del sector.

El sector de fabricación de medicamentos cuenta con aproximadamente 190 plantas industriales instaladas en el país, de las cuales 160 son empresas de capitales nacionales. Ello constituye una sólida base industrial con vistas al crecimiento y la expansión productiva. Además, varias de ellas tienen la aprobación de autoridades sanitarias de países desarrollados, como la Food and Drug Administration FDA (EE.UU.), European Agency for the Evaluation of Medicinal Products - EMEA (Unión Europea) y Therapeutic Goods Administration -TGA- (Australia), por lo que están adecuadas a los estándares regulatorios del primer mundo.

En la actualidad, el mercado farmacéutico argentino es abastecido por unos 210 laboratorios que producen una vasta gama de productos destinados a satisfacer la demanda del mercado interno y externo.

La oferta de productos farmacéuticos de la Argentina se divide en tres segmentos: (a) productos innovadores, (b) productos obtenidos mediante licencias, y (c) productos multifuente (similares con marca, similares sin marca y genéricos).

Los medicamentos con marca representan, en valores, el 90 % del mercado, correspondiendo el restante 10 % a los medicamentos similares sin marca. Los medicamentos de venta bajo receta tienen una participación en el mercado del 89,6 %, medida la misma en valores, y del 75,2 % medida en unidades; mientras que el 10,4 % y el 24,8 % restante corresponde a los medicamentos de venta libre (OTC).

Para la elaboración de los medicamentos se utilizan como insumos críticos cerca de 2.000 principios activos y sus combinaciones, en su mayoría provenientes del exterior. Los 20 principios activos más consumidos en la Argentina concentran cerca del 30 % de las unidades vendidas al mercado interno.

La ocupación actual de personal en la industria tanto en mano de obra directa e indirecta es de alrededor de 38.000 y 120.000 personas, respectivamente. La proporción de técnicos y graduados universitarios de distintas profesiones es relativamente mayor que en otros ámbitos, impulsando a la industria a plantearse la aplicación de políticas empresarias que alienten la repatriación de científicos argentinos. Este accionar, que ya cuenta con varios antecedentes, permitiría disponer de la alta capacitación y experiencia de los recursos humanos que emigraron del país y ganaron experiencia en países del mundo desarrollado.

La globalización económica, acompañada por un proceso de concentración de plantas industriales, derivó en que varias compañías extranjeras cesaron la fabricación local y concentraron su producción en unos pocos países de América Latina. En el caso de Argentina, esas plantas fueron adquiridas por empresas nacionales, manteniendo las fuentes de producción y empleo originales.

Acompañando la recuperación de la demanda agregada de los últimos años, el crecimiento de la industria se ha reflejado en una creciente utilización de la capacidad instalada, la puesta en marcha de planes de inversión en nuevas tecnologías, maquinarias y plantas productoras, con el objetivo de reforzar su presencia en nuevos mercados y de abastecer a un mercado interno que continúa creciendo.

En cuanto a la composición del consumo interno de medicamentos, en relación con la fabricación local y la importación de los mismos, se observa que actualmente el 66,7% del consumo de medicamentos está abastecido por la fabricación local, mientras que el restante 33,3% es de origen importado.

Si se analiza la evolución histórica de esta participación, surge que las importaciones tenían un peso considerablemente menor en la década de los 90. En efecto, en 1994 las importaciones representaban apenas un 6,9 % de las ventas totales mientras que en el año 2000 dicha relación había crecido a un 19,3%. En conclusión, en los últimos 20 años se cuadriplicó la participación de los medicamentos importados en el mercado interno argentino.

En caso de continuar esta tendencia, se acrecentará la pérdida de buena parte de los derrames positivos que genera el sector sobre el resto de la economía, ya que la producción local tiene un aporte económico muy superior al de las importaciones en términos de empleo, recaudación impositiva, generación de divisas y avance tecnológico.

De hecho, se destaca que si una mayor proporción del mercado interno fuera abastecida por la producción local, se favorecería la accesibilidad de los medicamentos al público, ya que los medicamentos de origen importado están experimentando un encarecimiento relativo, en particular por la importación de medicamentos biotecnológicos innovadores (anticuerpos monoclonales) de reciente surgimiento en el mercado y destinados a patologías críticas y especiales.

Por ello, se vislumbra como muy relevante para la política de salud pública fomentar la fabricación local de medicamentos biológicos y biotecnológicos, y de esa manera, abaratar los costos de los tratamientos y mejorar la accesibilidad a los mismos.

El mercado de medicamentos de la Argentina muestra algunas diferencias respecto de las características observadas a nivel internacional, y en especial en Latinoamérica, debido a la mayor presencia relativa de las empresas de capitales nacionales. En efecto, en la Argentina, los laboratorios farmacéuticos de capital nacional reúnen el 66% de las unidades vendidas en el mercado y el 60,0 % de la facturación del sector.

Las firmas de capital extranjero comercializan el de las unidades vendidas y el 40% de las ventas en valores. Las mismas se caracterizan por ser filiales de multinacionales, en general norteamericanas, alemanas o suizas.

En relación con la evolución de los precios de los medicamentos, el sector realizó durante los últimos años el esfuerzo de absorber el mayor costo de sus insumos y de los salarios y cargas sociales, sin trasladarlo plenamente a precios.

2.2. Comercio exterior de medicamentos

2.2.1. Balanza comercial

En materia de comercio exterior, las exportaciones del sector iniciaron una etapa de fuerte crecimiento en la última década. De hecho, en el año 2015 las ventas externas de medicamentos se expandieron un 24% mientras que las exportaciones totales del país experimentaron una caída del 17% y las manufacturas industriales una del 21%. El aumento de las exportaciones entre los años 2005 y 2015 fue de un 198%, crecimiento equivalente a una tasa anual acumulativa del 11,5%.

Por su parte, las importaciones registraron un crecimiento del 11,7% en 2015 acumulando un valor de USD 2.400 millones, que se ubica por debajo del crecimiento anual promedio del período 2003-2012 (18,3%). La tasa anual acumulativa de importaciones durante la última década alcanza el 14,4%.

Como consecuencia de los flujos de exportaciones e importaciones el sector muestra en términos históricos una balanza comercial deficitaria, que fue incrementándose año a año hasta alcanzar un valor de USD 1.353 millones en 2015.

2.2.2. Composición de las exportaciones e importaciones

Si bien la tasa de aumento anual acumulativo de las importaciones (+14,4%) es mayor que la respectiva tasa de las exportaciones (+11,5%) para el período 2005-2015, llevando a un incremento del déficit comercial en la última década, al analizar la composición de las importaciones se evidencia un comportamiento diferente según tipo de producto.

Concretamente se observa un fuerte incremento de las importaciones de productos biológicos y biotecnológicos, principal factor que explica dicho aumento. De hecho, las adquisiciones de medicamentos biotecnológicos registraron una expansión del 1317% entre 2003 y 2015, mientras que las importaciones totales (excluyendo a dicho subgrupo) lo hicieron en un 405%.

El aumento significativo en las importaciones de medicamentos biotecnológicos se relaciona con las crecientes necesidades de compra de productos innovadores destinados al tratamiento de patologías complejas y de alto costo (oncología, esclerosis múltiple, artritis reumatoidea, etc.). Como consecuencia de dicho incremento, la participación de los medicamentos biotecnológicos sobre las importaciones totales de medicamentos se fue incrementando paulatinamente en los últimos 12 años, pasando de representar un 11% en el año 2003 hasta un 34% en el último año. Mientras tanto el desempeño exportador en materia de medicamentos continúa siendo destacable, con un fuerte incremento en las ventas externas en el último año, a diferencia de la tendencia generalizada de las exportaciones industriales del país. Considerando que la introducción de un medicamento en el mercado internacional implica un proceso de largo alcance, en el cual el producto debe ir ganando paulatinamente participación frente a su competencia y teniendo presente además la imposibilidad de trasladar a los precios de exportación el aumento en los costos internos (en una economía con una inflación de dos dígitos en los últimos 8 años), queda de manifiesto el significativo esfuerzo de la industria en su objetivo de largo plazo, consistente en ampliar la producción para reducir los costos fijos.

El análisis de las exportaciones diferenciando la evolución del mercado de productos biotecnológicos vis-a-vis las exportaciones totales de medicamentos da cuenta del incremento en la incorporación de tecnología y la agregación de valor en los envíos externos del país. Si bien el proceso es relativamente reciente y existe margen para posicionar a los medicamentos biotecnológicos argentinos en el exterior, la participación de dicho segmento en relación a las exportaciones del capítulo 30 alcanzó un pico de 14,5% en 2015, 7,2 puntos porcentuales por encima de la participación del año 2003. A su vez, el crecimiento acumulado de las exportaciones de medicamentos biotecnológicos asciende a 677% entre el 2003 y el 2015, mientras que la de la totalidad de medicamentos alcanza un 292,8%.

2.2.3. Evolución según origen del capital

Otra dimensión para analizar la evolución comercial del sector reside en la diferenciación de las exportaciones e importaciones según el origen del capital de los laboratorios. Dicho análisis permite observar que los laboratorios farmacéuticos de capital nacional registran un superávit comercial mientras que las empresas extranjeras son fuertemente deficitarias. En el 2015, el déficit de los laboratorios extranjeros alcanzó los USD 1.518 millones mientras que los laboratorios nacionales generaron un aporte neto de divisas de USD 164 millones.

De la misma manera, en los últimos años, se observa no sólo que han crecido sostenidamente las exportaciones totales de medicamentos, sino también que, en términos relativos las empresas farmacéuticas de capital nacional han aumentado su participación en el total exportado.

Las exportaciones de medicamentos de los laboratorios de capital nacional alcanzaron un valor de USD 625 millones en el año 2015, representando un incremento del 24% en relación al año anterior. A su vez, la tasa de crecimiento de las ventas al exterior de laboratorios nacionales es de un 448% en la última década.

Como resultado de dicha expansión se observa un incremento en la participación de los laboratorios nacionales en el total de exportaciones de medicamentos. Mientras que en el año 2005 los laboratorios de capital nacional eran responsables del 32% de las exportaciones del capítulo 30 del NCM del país, esa participación se incrementó a un 59,7% en el año 2015; y en un sentido contrario las exportaciones de medicamentos de las compañías extranjeras redujeron su participación de un 67,3% en el año 2005 a un 40,3% en el año 2015. Cabe acotar que las exportaciones totales de medicamentos se incrementaron un 198% en el periodo 2005- 2015, mientras que las de las empresas nacionales crecieron un 448% y las de las compañías extranjeras subieron solamente un 78% en el período señalado.

De acuerdo con los valores de exportaciones que se consignan en el cuadro anterior, la tasa de crecimiento de las exportaciones de los laboratorios farmacéuticos nacionales fue del 18,5% anual acumulativo, frente al 5,9% anual acumulativo de las exportaciones de los laboratorios multinacionales, para el período 2005-2015. La tasa de crecimiento de las exportaciones totales fue del 11,5% anual acumulativo, para el mismo período.

2.2.4. Principales destinos y orígenes

Brasil ha sido hasta el año 2014 el principal destino de las exportaciones de medicamentos, representando aproximadamente un 18% de las ventas al exterior totales. En el año 2015 Venezuela se convirtió en el primer destino de las exportaciones de medicamentos con exportaciones a ese destino de USD 258 millones, que representan un 25% del total exportado el último año.

Los países del Mercosur recibieron el último año el 42% de las exportaciones de medicamentos, que se eleva al 72% considerando toda América Latina. Los países de la Unión Europea reciben el 4,6% de las exportaciones argentinas de medicamentos, Estados Unidos y Canadá el 3,6% y los mercados no tradicionales (Tailandia, Vietnam, Indonesia, Irán y China, entre otros) un poco más del 6% del total exportado.

El ranking de los países originarios de las importaciones de productos farmacéuticos está liderado por EE.UU. con el 19% del total de las mismas (461 millones U$S), seguido por Alemania con el 18% (436 millones U$S) del año 2015.

Analizando la composición de las importaciones por regiones, el 51% proviene de los países de la Unión Europea, el 23% de Estados Unidos y Canadá y el 6,5% de América Latina (de los cuales 4,8% corresponde a Brasil con 68 millones U$S).

2.3. Contribución de la industria farmacéutica a los ingresos fiscales

El aporte del sector al fisco en el año 2015 fue aproximadamente de $ 16.193 millones, en relación a los principales impuestos nacionales. Este monto significó una mejora de 26,6% en la comparación interanual y llegó a representar un 1,05% de la recaudación tributaria nacional. De este total, un 46,3% estuvo representado por IVA, que bajó el ratio por el menor avance interanual. Mientras que otro 26,3% de la incidencia fue explicado por el impuesto a las ganancias y un 11,1% por los impuestos a la seguridad social.

2.4. Reglamentos técnicos de carácter sanitario

La fabricación de productos farmacéuticos y farmoquímicos es considerada como una industria limpia, ya que registra un muy bajo nivel de impacto ambiental. La industria farmacéutica argentina cumple con los máximos estándares de calidad que recomienda la OMS en materia de buenas prácticas de manufactura y control de medicamentos. En efecto, la ANMAT puso en vigencia, a través de las Disposiciones ANMAT 2819/04 y 2372/08, las recomendaciones de la OMS en materia de Buenas Prácticas de Fabricación y Control aprobadas en el año 2003 y sus actualizaciones. La Argentina es el primer país de América Latina en adoptar los mencionados estándares y realizar la fiscalización y control necesarios para garantizar su cumplimiento.

A su vez, el Instituto Nacional de Medicamentos (INAME), dependiente de la ANMAT, ha sido aceptado como miembro de PIC´S – Pharmaceutical Inspection Cooperation Scheme – a partir del 1º/01/2008, construyéndose así en el primer país latinoamericano en ser miembro de ese esquema de cooperación en materia de buenas prácticas de manufactura y control del que participan las principales agencias sanitarias europeas y de países asiáticos.

En diciembre de 2009, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) calificó a la ANMAT como Autoridad Sanitaria de Referencia, siendo la primera agencia sanitaria de América Latina en haber obtenido dicha certificación.

Surge entonces el desafío de continuar creando oportunidades de negocios tanto en el país como en el exterior, donde la calidad de los medicamentos argentinos es reconocida y apreciada. Por ello, para competir globalmente resulta clave: (a) estimular las inversiones en nuevas plantas industriales, (b) ampliar, reequipar y modernizar tecnológicamente las plantas existentes, y (c) alentar la canalización del ahorro interno hacia las inversiones productivas.

3.- Escenario y perspectivas de la industria farmacéutica argentina

En esta sección se realiza un diagnóstico del sector farmacéutico, tomando como ejes los siguientes tópicos relevantes: inversión, financiamiento, exportaciones e I+D.

Se trata de identificar las características propias del sector que puedan influir en la determinación de su competitividad, tales como sus potencialidades, fortalezas y debilidades; así como las oportunidades de desarrollo y las amenazas a futuro que presenta la actividad.

3.1. Fortalezas

Entre las principales fortalezas identificadas, se distinguen la alta versatilidad y dinámica, que han permitido a este sector sobreponerse a las sucesivas crisis de la economía argentina.

El sector farmacéutico argentino mantiene una importante ventaja comparativa en relación a los países de la región y de buena parte de los mercados emergentes mundiales: es de los pocos que concentra más del 50% de la producción y de las ventas en manos de empresas pertenecientes a capitales nacionales.

Este porcentaje se ha elevado al 60% en el año 2015, medido en valores, y a 66% si dicha participación se mide en unidades.

La fabricación de medicamentos biotecnológicos en plantas locales de laboratorios nacionales ha tenido un impulso muy relevante en los últimos siete años, como consecuencia de la instalación de plantas de elaboración de principios activos biotecnológicos, el crecimiento de la producción de medicamentos biotecnológicos de primera generación (interferones, eritropoyetina, hormona de crecimiento y otros) y las exportaciones de los mismos a mercados no tradicionales.

La Argentina cuenta con laboratorios de capital nacional que se han internacionalizado, con filiales en la mayoría de los países de América Latina, en EE.UU., Europa y algunos países de Asia.

La industria farmacéutica ha logrado incrementar significativamente la productividad del trabajo, transformándose en uno de los sectores industriales que mayor proporción de los ingresos destina a I+D y uno de los más intensivos en mano de obra calificada.

El sector industrial farmacéutico es el primer sector en el volumen de inversión en I+D en la economía argentina, seguido por los servicios de I+D y Tecnología y Maquinaria y Equipo.

En relación con los procesos de investigación, innovación y desarrollo de las empresas nacionales cabe destacar dos hechos que son representativos de la significación estratégica de la articulación público privada en la concreción de proyectos de investigación, desarrollo e innovación para elaborar nuevos medicamentos. El primero es el caso del benznidazol, medicamento para el tratamiento del mal de Chagas, discontinuado en el mundo en el 2011, que fue desarrollado por un consorcio público privado, entre el Ministerio de Salud, Maprimed SA (que produce el principio activo) y Elea SA (que fabrica la especialidad medicinal). La producción se inició en abril de 2012.

El segundo hecho para destacar es el lanzamiento a nivel mundial de una vacuna terapéutica contra el cáncer de pulmón, racotumomab (Vaxira), recientemente aprobada por la ANMAT y CECMED (Cuba). Esta investigación, desarrollo e innovación fue encarada por un consorcio público privado constituido por la Universidad Nacional de Quilmes, el Instituto de Oncología Ángel Roffo, CONICET, Hospital Garraham, Centro de Inmunología Molecular (Cuba) y el Grupo Insud. La vacuna será comercializada en la Argentina por el laboratorio Elea SA y en Brasil, por el laboratorio Eurofarma SA.

El compromiso de la industria con los estándares de inversión y productividad le ha permitido sostener sus precios en niveles accesibles a la población. Para poder exportar a los mercados de los países desarrollados y con altas exigencias regulatorias, las compañías nacionales cuentan con la verificación técnica y aprobación de sus plantas industriales por la ANMAT.

3.2.- Debilidades

Entre las debilidades del sector industrial farmacéutico, se destaca que actualmente debe importarse una alta proporción de las materias primas, insumos y bienes de capital. La fuerte incidencia de las economías de escala en la fabricación de principios activos ha llevado a una concentración mundial de su producción en los países asiáticos, especialmente China e India. Este fenómeno ha contribuido a la creciente necesidad de importación de estas materias primas.

Asimismo, la insuficiente disponibilidad de financiamiento para el desarrollo de las inversiones y la producción limita las posibilidades de expansión, especialmente en los mercados internacionales.

3.3.- Oportunidades

El sector tiene amplias posibilidades para incrementar las economías de escala en la producción (con el consiguiente aumento de la productividad y reducción de costos) y en los niveles de inversión, tanto en capacidad productiva como en I+D.

El foco de las exportaciones de la industria farmacéutica y farmoquímica argentina sigue ubicándose principalmente en los países de América Latina, lo cual constituye una base importante para acceder a mercados no tradicionales y expandir la proyección externa del sector.

La disminución del déficit de la balanza comercial de medicamentos dependerá del ritmo de crecimiento de las exportaciones, pero también de la sustitución de importaciones de una amplia gama de especialidades medicinales cuya fabricación local es totalmente factible, incluso por compañías extranjeras que podrán encarar la fabricación en sus plantas o en la de terceros, en el caso de no contar con un establecimiento productor.

Una de las más importantes restricciones del sector es el creciente peso que vienen adquiriendo las importaciones en el conjunto de las ventas al mercado interno. En efecto, en el año 2015 el 33,3 % del consumo de medicamentos en el país fue de origen importado. En 1994, dicha proporción era de sólo el 6,9 %.

Existe una importante diferencia entre los laboratorios locales y los internacionales con relación a la participación de las importaciones en las ventas totales de cada segmento al mercado interno.

De la totalidad de los medicamentos que se fabrican en el país, las empresas de capital nacional les corresponde el 73 % de lo fabricado, mientras que las compañías extranjeras elaboran el 27 % restante. Sin embargo, en el volumen anual de importaciones de medicamentos terminados, los laboratorios farmacéuticos de capital nacional sólo importan un 15 % del total, mientras que las compañías extranjeras son responsables del 85 % restante.

Esta situación permite vislumbrar una oportunidad de incentivar la fabricación local de medicamentos, tendiente a poder sustituir productos que actualmente se importan, en particular aquellos de baja incidencia y alto costo para la seguridad social

3.4.- Amenazas

La Argentina debe encarar el problema de su relativa debilidad en relación a países como China e India, que la superan en materia de incentivos a la producción, exportación e investigación, desarrollo e innovación.

Otra amenaza que enfrenta la industria farmacéutica de capitales nacionales es la suscripción de acuerdos de libre comercio entre algunos países de América Latina y EEUU, que contemplan estándares y requisitos legales más exigentes en los capítulos de patentes y protección de la información no divulgada de dichos acuerdos, en relación a los que cada país ha comprometido en el ámbito multilateral, de acuerdo a lo establecido en el Acuerdo de Derechos de Propiedad relacionados con el Comercio (ADPIC) de la Organización Mundial de Comercio (OMC). En el mismo sentido se orienta la participación de países latinoamericanos del Pacífico (Chile, El Salvador, Honduras, Guatemala, Costa Rica, República Dominicana, Colombia, Ecuador y Perú) en el acuerdo del transpacífico (conocido por sus siglas en inglés como TPP – Trans Pacific Partnership).

El documento reseñado contiene un cuadro analítico de las principales características del escenario económico argentino para el sector industrial farmacéutico y farmoquímico, en términos de fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas.

4.- proyecciones de la economía argentina y del sector farmacéutico

4.1. Perspectivas macroeconómicas

La nueva administración del Gobierno Nacional ha puesto en marcha un programa económico basado en dos ejes: i) ordenar una macroeconomía muy desbalanceada (déficit fiscal, monetario, externo y fuertes distorsiones de precios relativos) y ii) reimpulsar un proceso de crecimiento sostenido donde los motores sean la inversión y la exportación y no el consumo y el gasto público como en la década anterior.

4.2. Proyecciones del sector farmacéutico

Los objetivos de la industria farmacéutica argentina hacia el próximo quinquenio se plantean en el marco de un aumento de la producción, las ventas internas y las exportaciones.

Se busca promover un crecimiento paulatino de la producción y las ventas en el mercado interno, con la perspectiva de mejorar el acceso de la población a los medicamentos. Por su parte, en el rubro exportaciones se plantea un aumento del flujo de ventas y diversificación de destinos y productos.

5. Conclusiones

La industria farmacéutica nacional está construyendo una visión de largo plazo, tanto en lo que se refiere a su expansión y desarrollo en el mercado interno como en los mercados internacionales, por medio del aumento de los volúmenes que se exporten a mercados no tradicionales como por el establecimiento y consolidación de filiales en los principales países de América Latina y otros países.

Las proyecciones macroeconómicas y del sector permiten prever un aumento sustancial de la inversión, el empleo y la oferta de medicamentos para la población, lo que contribuirá a promover una mayor accesibilidad de los mismos.

La industria farmacéutica es una rama industrial con una ocupación de mano de obra de elevada calificación y una de las ramas que produce bienes de mayor valor agregado.

La estructura de la industria farmacéutica argentina muestra que los laboratorios farmacéuticos de capital nacional tienen una presencia o participación en el mercado argentino mayor que las compañías extranjeras.

En definitiva, se considera que la industria farmacéutica argentina reviste el carácter de industria estratégica para el proyecto de desarrollo económico con inclusión social que se está llevando adelante en nuestro país, dado que: (a) Las plantas industriales farmacéuticas instaladas en el país garantizan a la población el normal abastecimiento de medicamentos a precios accesibles y de una calidad reconocida internacionalmente, (b) la existencia de empresas farmacéuticas de capital nacional permite favorecer las condiciones de competencia en el mercado, evitando precios monopólicos, (c) es una industria de alto contenido tecnológico que posee una ocupación muy calificada de nivel técnico y universitario, dando como resultado una producción con alto valor agregado, (d) las 724 millones de unidades/año producidas por la industria farmacéutica representan el 4,9 % del valor agregado industrial del país. Cuenta con 38.000 empleos directos y 120.000 indirectos, (e) ocupa a investigadores y científicos argentinos, incluyendo la repatriación de científicos argentinos que se habían radicado en el exterior. Prueba de ello son los desarrollos biotecnológicos y de bioingeniería vinculados con la salud humana, que forman parte de la agenda y proyectos de los laboratorios farmacéuticos argentinos, aportando a la formación creciente de capital humano y garantizando un desarrollo sostenible.

Reseñó e Indizado por JLT

Volver al Boletín Nº 24

 Imprimir  Email

Offers and bonuses by SkyBet at BettingY com

Nota del Editor: El editor no se responsabiliza por los conceptos u opiniones vertidos en las entrevistas, artículos y documentos reseñados en este Boletín, los cuales son de exclusiva responsabilidad de los respectivos entrevistados, autores o colaboradores.

    

Staff Boletín DPT 

          

Director:
Sr. Guillermo Gómez Galizia.
Coordinador Editorial:
Lic. José Luis Tesoro
Asesor:
Dr. Carmelo Polino

ISSN 2525-040X

         Logo DPT PNG2

Nuestras Carreras

logo-png-chicoConozca todo sobre las diplomaturas y postgrados de DPT.

Redes Sociales

Icono Facebook Grande       Icono Twitter Grande 

Seguinos en las distintas Redes Sociales

Quiénes Somos

logo-ico-chicoLa Fundación, sus fundamentos y valores.