Encabezado Boletin
ISSN 2525-040X   

Número 24, Abril de 2018

"Producción Pública de Medicamentos en la Argentina: Propósitos, posibilidades y desafíos"

Cámara Industrial de Laboratorios Farmacéuticos Argentinos (CILFA): Plan estratégico para el desarrollo del sector farmacéutico nacional 2017-2021. CILFA, Junio 2017

http://www.cilfa.org.ar/archivos/File/La%20industria%20farmaceutica/Plan%20estrat%C3%A9gico%20CILFA%20%202017-2021%20VF.pdf 

Descriptores: <Argentina> <Industria farmacéutica> <Planes de desarrollo> <Planificación sectorial> <Desarrollo sectorial> <Productos farmacéuticos> <Medicamentos> <Farmacología> <Empresas nacionales> <Empresas transnacionales> <Importaciones> <Sustitución de importaciones> <Promoción de las exportaciones> <Diversificación de exportaciones> <Valor de las exportaciones> <Responsabilidad social>

I. Introducción

La industria farmacéutica es un sector considerado estratégico por la gran mayoría de los países desarrollados en sus políticas nacionales. Ello es así por razones que se vinculan a la generación del conocimiento científico, la tecnología, la atención de la salud y la producción de bienes con alto valor agregado, y sobre todo por la necesidad de poner al alcance de la población todas las novedades terapéuticas disponibles como forma de incrementar el nivel de salud y desarrollo de los países.

La fabricación y comercialización de medicamentos en el mundo está liderada por compañías multinacionales con presencia en la mayoría de los mercados. El mercado mundial de medicamentos alcanzó un valor de U$S 1.065,5 miles de millones en el año 2016. Su crecimiento acumulado en los últimos años ha sido sumamente significativo.

La industria de medicamentos en el mundo está altamente concentrada en los países que se encuentran a la vanguardia de la investigación y nuevos desarrollos tecnológicos, con una creciente participación de la innovación biotecnológica.

La industria farmacéutica latinoamericana participa con el 4,9% de las ventas de la industria a nivel mundial, representando un total de U$S 62.847 millones en 2016. Dentro de la región, Brasil, Venezuela, México y la Argentina sobresalen como los mercados más importantes.

La Argentina fue pionera regional en la fabricación de medicamentos y las empresas nacionales fueron las primeras en destacarse. Existen diversas razones por las cuales el sector farmacéutico es una industria estratégica en la Argentina; entre las principales pueden citarse las siguientes:

El sector tiene cerca de 180 empresas de capital nacional, algunas de ellas de más de 100 años de vida en el país.
Ha resistido el proceso de desnacionalización de sectores y empresas industriales, y en los últimos años ha venido comprando las plantas industriales desactivadas por compañías extranjeras.
Las plantas industriales farmacéuticas instaladas en el país garantizan a la población, frente a cualquier contingencia exógena, el normal abastecimiento de medicamentos de reconocida calidad internacional, a precios accesibles.
La Argentina es uno de los cuatro países del mundo en cuyo sector industrial farmacéutico las empresas de capital nacional tienen mayor presencia en el mercado que las empresas de capital extranjero.
Los laboratorios nacionales están haciendo progresos en materia de I+D y presentando solicitudes de patentes en base a desarrollos propios.
Las empresas farmacéuticas de capital nacional permiten condiciones de competencia en el mercado, evitando la existencia de precios monopólicos.
Es una industria de alto contenido tecnológico que posee una dotación de personal muy calificada, de nivel técnico y universitario, con una producción con alto valor agregado. Cuenta con 38.000 empleos directos y 120 mil indirectos.
Las 736 millones de unidades/año producidas por la industria farmacéutica en 2016 representan el 4,9% del valor agregado industrial del país.
Es una industria que ocupa a investigadores y científicos argentinos, evitando la fuga de cerebros, aportando a la formación creciente de capital humano y garantizando un desarrollo sostenible.
Las exportaciones de la industria farmacéutica alcanzaron un valor de U$S 906 millones en 2016.
Las acciones comerciales externas de las empresas están diversificando los mercados de destino de sus productos.
La industria tiene un proyecto de crecimiento y expansión de sus actividades en el país y en el mundo, conformando el sector que agrupa mayor cantidad de empresas argentinas con actividades de proyección internacional.

II. La industria farmacéutica en la Argentina

La Argentina cuenta con una industria farmacéutica nacional (IFN) industrialmente competitiva y tecnológicamente moderna, capaz de asegurar un adecuado abastecimiento de medicamentos, a precios accesibles y elaborados acorde con las normas internacionales en la materia.

Junto a países como EE.UU., Japón, Alemania y Suiza, la Argentina es uno de los contados países del mundo cuyos laboratorios de capitales nacionales tienen una presencia y participación en su mercado interno superior a la de los laboratorios extranjeros.

Adicionalmente, la industria farmacéutica en Argentina es el tercer sector industrial en cuanto a la magnitud del valor agregado industrial que genera, detrás de la actividad de refinación de petróleo y el sector del hierro y el acero.

El sector registra también los más altos niveles sectoriales de investigación y desarrollo, genera empleos de alta calidad y profesionalidad y desempeña un rol clave en el sistema nacional de salud, al facilitar el acceso a los medicamentos a los beneficiarios de la seguridad social.

El sector industrial farmacéutico cuenta con aproximadamente 190 plantas industriales instaladas en el país, de las cuales 160 son empresas de capitales nacionales. Ello constituye una sólida base industrial con vistas al crecimiento y la expansión productiva. Además, varias de ellas tienen la aprobación de autoridades sanitarias de países desarrollados, como la Food and Drug Administration FDA (EE.UU.), European Medicines Agency – EMA (Unión Europea) y Therapeutic Goods Administration -TGA- (Australia).

En la actualidad, el mercado farmacéutico argentino es abastecido aproximadamente por 210 laboratorios activos que producen una vasta gama de productos destinados a satisfacer la demanda interna y externa.

La oferta de productos farmacéuticos en la Argentina se puede clasificar en: (a) productos innovadores, (b) productos obtenidos mediante licencias, y (c) productos multifuente (similares con marca, similares sin marca y genéricos).

Los medicamentos con marca representan, en valores, el 90 % del mercado, correspondiendo el restante 10 % a los medicamentos similares sin marca y genéricos. Los medicamentos de venta bajo receta tienen una participación en el mercado del 89,6 %, medida la misma en valores, y del 75,2 % medida en unidades; mientras que el 10,4 % y el 24,8 % restante corresponde a los medicamentos de venta libre.

Para la elaboración de los medicamentos se utilizan como insumos críticos cerca de 2.000 principios activos y sus combinaciones, en su mayoría provenientes del exterior. Los 20 principios activos más consumidos en la Argentina concentran cerca del 30 % de las unidades vendidas al mercado interno.

El comportamiento histórico del comercio exterior argentino de medicamentos muestra una balanza deficitaria. La razón de este comportamiento se encuentra en la política importadora llevada a cabo por los laboratorios multinacionales en los últimos años, como consecuencia del proceso de desinversión industrial que realizaron estas empresas en nuestro país.

Por el contrario, los laboratorios farmacéuticos nacionales tienen una balanza comercial superavitaria en el comercio exterior de medicamentos de U$S 162 millones en 2016.

En 2016 el sector realizó un aporte al fisco de $ 23.285 millones en los impuestos más importantes, de los cuales un 48,4% estuvo representado por el IVA, mientras que el impuesto a las ganancias habría alcanzado los 26,2%, y el 10,4% por los impuestos a la seguridad social; significando aproximadamente el 1,2% de la recaudación nacional total anual.

El mayor aporte tributario de la industria farmacéutica lo realizan los laboratorios de capital nacional, que se origina en el mayor valor agregado local de las ventas que realiza.

Puede concluirse que la industria farmacéutica argentina posee la capacidad y potencialidad necesarias para desarrollar y motorizar un Plan Estratégico que, bajo la orientación de una política pública, articulada con el sector privado, impulse las inversiones, el empleo, el desarrollo de investigaciones y de nuevos productos, y el crecimiento de la producción y las exportaciones de medicamentos de alto valor agregado.

III. Escenario y perspectivas de la industria farmacéutica 2017-2021

Concretamente se puede observar un fuerte incremento de las importaciones de productos biológicos y biotecnológicos, principal factor que explica dicho aumento. De hecho, las compras externas de medicamentos biotecnológicos registraron una expansión del 1.104% entre 2003 y 2016, mientras que las importaciones totales (excluyendo a dicho subgrupo) lo hicieron en un 249%.

El significativo aumento en las importaciones de medicamentos biotecnológicos se relaciona con las crecientes necesidades de compra de productos innovadores destinados al tratamiento de patologías complejas y de alto costo (oncología, esclerosis múltiple, artritis reumatoidea, etc.). Como consecuencia de dicho incremento, la participación de los medicamentos biotecnológicos sobre las importaciones totales de medicamentos se fue incrementando paulatinamente en los últimos 12 años, pasando de representar un 11% en el año 2003 hasta un 33% en el último año (2016).

Mientras tanto el desempeño exportador en materia de medicamentos continúa siendo destacable, con un fuerte incremento en las ventas externas en el último decenio.

Con respecto a la composición de las exportaciones observamos que la participación de los medicamentos biotecnológicos en las exportaciones totales de medicamentos para el año 2016 fue del 9,4%, sin bien se había registrado un pico de 14,5% en 2015. Sin embargo el crecimiento acumulado de las exportaciones de productos biotecnológicos ascendió a 335% entre el año 2003 y 2016, frente al 240% para la totalidad de los medicamentos. Esta performance se explica en la sostenida incorporación de tecnología con valor agregado en los envíos externos del país, característica que se ve acentuada con el incremento en la composición de exportaciones de medicamentos biotecnológicos.

IV. Estándares de calidad

La industria farmacéutica argentina cumple con los máximos estándares de calidad que recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS), en materia de buenas prácticas de manufactura y control de medicamentos. En efecto, la Administración Nacional de Medicamentos. Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) ha puesto en vigencia, a través de las Disposiciones ANMAT 2819/04 y 2372/08, las recomendaciones de la OMS en materia de Buenas Prácticas de Fabricación y Control aprobadas en 2003 y sus actualizaciones.

A su vez, el Instituto Nacional de Medicamentos (INAME), dependiente de la ANMAT, ha sido aceptado como miembro de PIC´S – Pharmaceutical Inspection Cooperation Scheme – a partir del 1/01/2008, siendo así la Argentina el primer país latinoamericano en ser miembro de ese esquema de cooperación en materia de buenas prácticas de manufactura y control del que participan las principales agencias sanitarias europeas y de países asiáticos.

En diciembre de 2009, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) calificó a la ANMAT como Autoridad Sanitaria de Referencia, siendo la ANMAT la primera agencia sanitaria de América Latina en haber obtenido dicha certificación. Esta condición ha sido revalidada por la ANMAT a fines de 2016.

V. Escenario internacional

Una de las principales amenazas que enfrenta la industria farmacéutica es el progreso acelerado experimentado tanto por las economías asiáticas (principalmente China, India y Corea) como por Brasil, a partir del impulso estatal dado a su sector farmacéutico, representando una competencia directa en el mercado mundial y local para la producción argentina.

VI. Ejes del plan estratégico

En los tiempos actuales la dinámica de la globalización del comercio y la producción marca una agenda competitiva para los gobiernos que buscan desarrollar y consolidar sectores económicos o posiciones en mercados internacionales.

Es necesario que nuestro país sea capaz de posicionar a un conjunto de empresas de capital nacional como firmas farmacéuticas globales para competir en los mercados externos y fortalecer de esa manera, la fabricación local con mano de obra argentina. Países desarrollados, como por ejemplo Francia, han tomado esa decisión propiciando la fusión y ampliación de sus empresas líderes. .

El sector farmacéutico argentino tiene ventajas competitivas dinámicas que posibilitan su potenciación y expansión, a través de la ejecución de un Plan Estratégico, especialmente diseñado para concretar las fortalezas y oportunidades del sector.

Se concibe el desarrollo y ejecución del Plan Estratégico para el Desarrollo del Sector Farmacéutico Nacional 2017-2021 sobre cuatro ejes temáticos principales: (a) Inversiones, (b) Financiamiento, (c) Exportaciones, y (d) investigación, desarrollo e innovación.

Reseñó e Indizado por JLT

Volver al Boletín Nº 24

 Imprimir  Email

Offers and bonuses by SkyBet at BettingY com

Nota del Editor: El editor no se responsabiliza por los conceptos u opiniones vertidos en las entrevistas, artículos y documentos reseñados en este Boletín, los cuales son de exclusiva responsabilidad de los respectivos entrevistados, autores o colaboradores.

    

Staff Boletín DPT 

          

Director:
Sr. Guillermo Gómez Galizia.
Coordinador Editorial:
Lic. José Luis Tesoro
Asesor:
Dr. Carmelo Polino

ISSN 2525-040X

         Logo DPT PNG2

Nuestras Carreras

logo-png-chicoConozca todo sobre las diplomaturas y postgrados de DPT.

Redes Sociales

Icono Facebook Grande       Icono Twitter Grande 

Seguinos en las distintas Redes Sociales

Quiénes Somos

logo-ico-chicoLa Fundación, sus fundamentos y valores.