Encabezado Boletin
ISSN 2525-040X   

Número 24, Abril de 2018

"Producción Pública de Medicamentos en la Argentina: Propósitos, posibilidades y desafíos"

¿Es ética la industria farmacéutica? FONDEA el periodismo independiente. Por Germán Novoa Heckel. Publicado en Animal Político

http://www.animalpolitico.com/blogueros-una-vida-examinada-reflexiones-bioeticas/2016/04/13/es-etica-la-industria-farmaceutica/ 

Descriptores: <Industria farmacéutica> <Empresas transnacionales> <Mercado> <Ética> <Enfermedades> <Enfermos> <Productos farmacéuticos> <Medicamentos> <Medicamentos esenciales> <Riesgos para la salud> <Política de salud> <Salud pública> <Responsabilidad> <Responsabilidad social> <Responsabilidad de los Estados> <Poder de la comunidad> <Estudios de casos>

La industria farmacéutica es un negocio global, y como tal, tiene por objetivo obtener ganancias para sus propietarios y accionistas. El problema parece residir en que su negocio está directamente vinculado a la preservación y recuperación de la salud de los seres humanos. Con base en las leyes del comercio y del mercado, la industria farmacéutica no podría satisfacer las expectativas de conducta heroica y éticamente intachable asociadas a su relevante rol en la salud humana.

Sin embargo, la industria farmacéutica es una de las más reguladas: Por su parte, las entidades gubernamentales que regulan el quehacer de esta industria, también emiten regulaciones sobre ella. Los códigos internacionales y las regulaciones internas de los laboratorios transnacionales completan la lista de comportamientos estipulados para todos sus participantes.

A pesar de que esta industria sea una de las más reguladas, sigue los criterios de mercado en su búsqueda de ganancia y solvencia económica.

¿Qué es entonces lo que debiera hacer esta industria para recuperar su prestigio? Por supuesto, las campañas publicidad institucional ya no son suficientes y hasta podrían tener resultados negativos al percibirse como hipócritas. Tal vez sería indispensable un movimiento estratégico en dirección hacia una investigación altruista, con verdadero compromiso social, que pudiera realizar la industria en favor de los padecimientos más acuciantes de la mayoría de la población humana, principalmente la investigación sobre aquellos padecimientos que matan a muchas personas en condiciones vulnerables por pobreza o falta de acceso a servicios de salud.

Se trataría de cambiar la llamada brecha 10/90, en donde solamente menos del 10% de los recursos existentes en el mundo para la investigación en salud fueron puestos al servicio del 90% de los enfermos, principalmente de los países en desarrollo, en donde ocurren el 90% de todas las muertes prevenibles en el mundo. En contraste, el 90% de los recursos de investigación en salud se destinan sólo al 10% de la población mundial, ubicada principalmente en los países desarrollados.

Esta brecha ha sido reportada por la Comisión para La Investigación en Salud para el Desarrollo desde 1990, y discutida por el Foro Global para la Investigación en Salud (Global Forum on Health Research). La brecha 10/90 ejemplifica la dirección en la cual se tiene que trabajar para reducir estas estadísticas, y es precisamente aquí, en este foro global, en donde está ausente todo vestigio de participación por parte de la industria farmacéutica internacional.

El autor visualiza aquí la posibilidad y la necesidad de una participación comprometida de esta Industria, que pudiera mejorar de forma sustantiva su imagen alicaída, para recobrar su sentido de industria capaz de ser benefactora y productiva para toda la comunidad global.

La efectiva contribución de la investigación farmacológica y biomédica en problemas de salud que afectan a la mayoría de nuestra población global debiera convertirse así en un bastión de defensa de la industria farmacéutica contra los reiterados ataques y críticas.

¿O es que ya todo el mundo ha aceptado que los intereses económicos de este sector son lo único que importa? ¿Es acaso una muestra de la desaparición del benéfico humanismo en desuso, que permea a toda la humanidad actual? ¿Vuelta a la barbarie ahora en forma de un mecanicismo despiadado, estimulado por las nuevas tecnologías y sus perspectivas futuristas que prometen curar todas las enfermedades? ¿Qué hay de los valores universales mantenidos con gran esfuerzo durante tantos años que nos quedan aún por defender?

No se ve un fin a éstas y otras muchas interrogantes, y sí se vislumbra un nuevo mundo de valores trastocados con creciente indiferencia, apatía, abulia y falta de respuestas en muchos sectores sociales, no solamente de las industrias y los gobiernos.

La crisis de valores de la Industria farmacéutica ilustrada aquí parece ejemplificar entonces la crisis general de estos mismos valores éticos universales, la cual amenaza a toda la especie humana en esta época de grandes revoluciones tecnológicas y del conocimiento. ¿Y la bioética, podrá estar a la altura de los requerimientos de la época?

Reseñó e Indizado por JLT

Volver al Boletín Nº 24

 Imprimir  Email

Offers and bonuses by SkyBet at BettingY com

Nota del Editor: El editor no se responsabiliza por los conceptos u opiniones vertidos en las entrevistas, artículos y documentos reseñados en este Boletín, los cuales son de exclusiva responsabilidad de los respectivos entrevistados, autores o colaboradores.

    

Staff Boletín DPT 

          

Director:
Sr. Guillermo Gómez Galizia.
Coordinador Editorial:
Lic. José Luis Tesoro
Asesor:
Dr. Carmelo Polino

ISSN 2525-040X

         Logo DPT PNG2

Nuestras Carreras

logo-png-chicoConozca todo sobre las diplomaturas y postgrados de DPT.

Redes Sociales

Icono Facebook Grande       Icono Twitter Grande 

Seguinos en las distintas Redes Sociales

Quiénes Somos

logo-ico-chicoLa Fundación, sus fundamentos y valores.