Newsletter DPT Nro. 31

ISSN 2618-236X

Noviembre/ 2018

Aportes de investigación

Corrección de enfermedades genéticas sin modificar el genoma

Desarrollan un método para corregir enfermedades genéticas actuando sobre el ARN, sin contacto con el genoma


Imagen: De VTD - Trabajo propio, CC BY-SA 4.0,

Mientras las técnicas de edición del genoma presentan hoy un alto potencial para tratar enfermedades provocadas por alteraciones en el ADN, un equipo del Instituto de Investigación Scripps -dirigido por Matthew D Disney- desarrolló un método que, actuando sobre el ARN, permite corregir enfermedades genéticas sin siquiera tocar el genoma.

Las moléculas de ARN tienen –en muchos casos- un papel importante en el desarrollo de enfermedades, ya que no sólo actúan como intermediarias entre el ADN y las proteínas, sino que tienen funciones diversas, entre ellas regular la replicación del ADN, la expresión de los genes y el procesamiento post-transcripcional del ARN mensajero (ARNm).

El método desarrollado, que considera al ARN como posible diana de fármacos, aprovecha los sistemas de degradación del ARN de la propia célula, y los dirige hacia la destrucción de determinadas moléculas concretas de ARN. Para ello utiliza dos elementos principales unidos entre sí: una molécula con propiedades farmacológicas diseñada para unirse específicamente a un ARN concreto y una ribonucleasa con capacidad catalítica para degradar al ARN diana.

Los resultados muestran que los RIBOTACs, como denominan a las moléculas capaces de alterar la vida media de ARNs específicos mediante el reclutamiento de nucleasas que los degradan, representan un interesante aporte para el tratamiento de enfermedades genéticas. Indican también la viabilidad de utilizar al ARN como diana terapéutica, lo que hasta recientemente se consideraba poco probable.

La versatilidad con que el sistema puede modificarse para dirigirse a diferentes dianas remeda al sistema CRISPR de edición del genoma, con la diferencia de que en este caso no se modifica el ADN y por tanto los cambios no se transmiten a las células hijas.

Puesto que el ARN es una pieza clave en diversas enfermedades, esta aproximación -que dirige las defensas naturales de la célula hacia la destrucción de los ARNs responsables de causar enfermedades- podría aplicarse de manera amplia. El equipo tiene previsto focalizar en enfermedades para las que no hay cura conocida y tienen un pronóstico pobre, como las enfermedades genéticas incurables o los cánceres difíciles de tratar.

Fuente primaria: “Small Molecule Targeted Recruitment of a Nuclease to RNA”. Matthew G. Costales, Yasumasa Matsumoto, Sai Pradeep Velagapudi, and Matthew D. Disney*.The Department of Chemistry, The Scripps Research Institute, Jupiter, Florida 33458, USA. Journal of the American Chemical Society, 2018, 140 (22), pp 6741–6744. May 24, 2018. DOI: 10.1021/jacs.8b01233

Fuente secundaria: “Nueva herramienta para corregir enfermedades genéticas sin modificar el genoma”. Por Genética Médica, 3/07/2018. Amparo Tolosa, Genética Médica News